Suplementos

Los gatos, pese a ser animales muy independientes, también son bastante delicados. Como sus dueños, nuestro deber es velar para que su vida sea lo más cómoda posible. El uso de suplementos para gato puede facilitarnos mucho esta tarea.

¿Para qué sirven los suplementos para gato?

Añadir suplementos a la dieta de tu mascota no solo hará que mejore su salud. Puedes obtener diferentes beneficios, tales como: mejorar su pelaje, facilitar la digestión (un proceso bastante complicado para nuestros amigos felinos) y fortalecer sus huesos y articulaciones.

¿Qué suplementos tienes que elegir?

1. Aceites. Aportan diversos beneficios. Por ejemplo: el aceite de oliva mejora su salud general y retrasa el envejecimiento de su organismo; el de salmón aporta energía, regula el colesterol y es bueno para su vista y oído, entre otras cosas; y el de coco tiene propiedades regeneradoras, antibacterianas, antihongos, etc.

2. Para gatos con artritis. La glucosamina y la condroitina son unas buenas opciones, como suplementos naturales.

3. Probióticos y prebióticos. Los probióticos son lo que, comúnmente, denominamos bacterias, mientras que los prebióticos son unos tipos de fibras que favorecen su crecimiento. Las bacterias son organismos vivos que evitan el ataque de patógenos dañinos en el organismo de nuestro gato.

En cualquier caso, el uso de estos suplementos jamás va a perjudicar la salud de nuestra mascota. Te recomendamos utilizarlos, pero hazlo siempre aconsejado por un profesional.

Ver más