Depiladoras

Eliminar el vello corporal siempre ha resultado una odisea. Las irritaciones que la depilación genera en la piel dificultan que esta se mantenga tersa y suave. Por suerte, la depilación a la cera -costosa y poco duradera.- y la arriesgada cuchilla, tienen sus días contados.

Las depiladoras eléctricas son, de los electrodomésticos utilizados para el cuidado y la belleza corporal femenina, de los más agradecidos.

Electrodomésticos para la belleza: depiladoras eléctricas

El mercado nos las oferta en infinidad de tamaños y colores. Con accesorios de lo más diversos. Las hay especiales para eliminar el vello de la cara o diseñadas para tratar las axilas y las piernas. Las hay, incluso, para ser aplicadas en otras zonas más sensibles, como las empleadas para eliminar el vello púbico. 

- De afeitado. Su funcionamiento es el mismo que el de las maquinillas de afeitar que utilizan los hombres. Al cortar el vello y no arrancarlo de raíz, la duración del rasurado es más corta.

- De arranque. Como su nombre indica, arrancan el vello de raíz. Son algo más dolorosas aunque el rasurado es más duradero. Incorporan diferentes cabezales de arranque, con lo que pueden llegar a zonas más estrechas y difíciles. Algunas puedes utilizarlas al ducharte. Conseguirás mitigar el dolor.

Existen máquinas de depilar en las que puedes regular la velocidad del cabezal. Cuanto más rápida sea la velocidad, más eficaz será la depilación.

Ver más