Tratamientos Solares

En verano, hemos de extremar la protección de nuestra piel, sobre todo, si entra en juego el factor sol. Los rayos del sol pueden provocar que nuestra piel se queme y exponerla en exceso no nos aportará un mejor bronceado, sino muchos problemas cutáneos. Los tratamientos solares son básicos en la rutina de belleza veraniega. Debemos cuidar qué productos elegimos y no escatimar en gastos, cuando se trata de salud.

¿Por qué es importante el uso de tratamientos solares en verano? No usar productos que nos protejan del sol puede acarrear consecuencias muy serias. La prolongada exposición a los rayos UVA y UVB (los rayos ultravioletas) puede provocar en nuestra piel manchas, quemaduras, arrugas y -algo mucho más grave- cáncer de piel. Sin embargo, no podemos evitar el sol, ya que nos ayuda a sintetizar vitamina D y es bueno para la salud, pero hay que protegerse de forma adecuada. Los factores de protección de estos tratamientos deben ser altos, para protegernos más. Tenemos dos tipos de tratamientos o cremas: los de filtro y los de pantalla. Los primeros absorben parte de la energía solar y los de pantalla desvían los rayos y evitando que penetren en la piel. Debemos evitar las horas puntas de sol a toda costa, que van desde las 11-12 de la mañana hasta las 17 de la tarde. Con estos pequeños consejos, evitaremos tener problemas cutáneos graves. 

Ver más