Esponjas

Conseguir un maquillaje perfecto y sin imperfecciones está íntimamente ligado a utilizar esponjas aplicadoras adecuadas y a aprender a usarlas de manera correcta.  

Elemento indispensable entre nuestros accesorios de maquillaje

Sabemos que hace unos años las esponjas se "bebían" el maquillaje. Ahora conseguir una base perfecta con poco maquillaje es posible gracias a nuestra gran variedad de accesorios aplicadores. 

Tipos de esponjas aplicadoras

- Clásica. Es plana, su forma es triangular o redonda y son las más tradicionales. La ventaja es que son económicas y de usar y tirar. No es necesario desinfectarla periódicamente. Sin embargo, su resultado es peor que el que puede lograse empleando accesorios más actualizados. 

- Tipo huevo. Utilizando este accesorio lograrás una aplicación natural y uniforme, solo debes humedecerla antes. Permite trabajar con casi cualquier producto y no absorbe mucha cantidad de este. 

- Silicona. Son las más innovadoras y manejables. Una de sus mayores ventajas es que al no ser porosas, no absorben nada de maquillaje, lo que nos permite aprovechar el producto al máximo. 

- Ergonómicas. Son muy cómodas de utilizar, ya que incorporan una hendidura para colocar los dedos. Otra de sus ventajas es que su asimetría facilita que trabajes en distintas zonas y con diferentes cantidades de producto. 

Ahora es tu turno, solo tienes que elegir el aplicador que mejor se adapte a tus necesidades y conseguir un maquillaje perfecto a golpe de clic. 

Ver más